El modelo fractal-holográfico

Hacia una Teoría del Todo

Alejandro Troyán es el seudónimo de un artista e investigador transdisciplinario que a los 29 años comenzó a desarrollar la base para una teoría coherente de la creación en el contexto del modelo fractal-holográfico (fractal holographic model, fractal hologram theory, fractal holographic universe or  holographic fractal cosmology), nombre que deriva de la geometría fractal y la teoría holográfica del universo. El modelo fracta-holográfico se basa en la teoría de los fractales, que son patrones autosimilares que se repiten a diferentes escalas de organización, desde las partículas subatómicas más pequeñas hasta las estructuras cósmicas más grandes. Todos estos niveles fractales están interconectados mediante una vasta red de información que está codificada de manera holográfica en la frontera que rodea al universo, como la superficie de una esfera o una brana, lo que significa que la información completa del sistema se encuentra en cada una de sus partes. La conciencia sería un aspecto fundamental de dicha interconexión, lo que quiere decir que está enraizada en la estructura de la realidad a un nivel fundamental.